¿QUE PASA?



De verdad...¿que pasa?

¿No se lo han preguntado?

Algo pasa.

Ya sé que es una pregunta subjetiva porque uno está inmerso en la situación y se siente el ombligo del mundo. E inconsciente( e injustamente) piensa “¿Como puede ser que no me estén mirando?”

Y no, hay demasiada información en el mundo dando vueltas como para no distraerse.

Pero, de verdad, lo que sucede con la información del espectáculo en nuestra ciudad es algo que me sigue asombrando. Mucho. Demasiado.

Trabajo con la excelencia de un diseñador que CREA piezas exquisitas con información completa, veraz y clara además de darle una selección de imágenes de primerísimo nivel. Diseño, actualizo y re diseño una y otra vez una web en donde cuelgo TODA la información necesaria para que estos dos espectáculos GRANDIOSOS y exquisitos que tengo en cartel se vean, se difundan y compartan. Trabajo con un equipo de prensa creativo, dinámico y entusiasta que gestiona redes, páginas y notas en medios masivos para que todo lo que estamos haciendo tenga la difusión que algunos creen que no tenemos.

¿Que pasa entonces? Mírense a sí mismos.

NO ESTÁN LEYENDO.

NO ESTÁN COMPRENDIENDO LO QUE LEEN.

Desde que el WhatsApp se creó, se cayó el último retazo de nuestra capacidad de comprensión; ahora nada puede leerse, comprenderse y entenderse si no se pregunta una y mil veces por esa bendita aplicación lo que ya está especificado en una red, en una gráfica, en una página. Ahora bien, luego de haber hecho esas averiguaciones invasivas cuando la información ya estaba presentada en forma correcta y atractiva entonces sobreviene lo más dramático:

NO VAMOS A VER EL ESPECTÁCULO.

Desde luego, nadie está obligado a verlo. Nadie está obligado a que le guste. Pero me resulta insólito y trágicamente irrisorio que mientras uno se desloma trabajando en pos de una calidad internacional haya muchos que aduzcan la razón de la crisis económica( ¿cuando NO estuvimos en crisis económica?) para vaciar salas incluso cuando preguntan una y otra vez( incluso por las vías incorrectas) CUANDO CUANDO CUANDO y DONDE está el espectáculo. Uno se dibuja una sonrisa, se pone seductor, se pone amable, habla de lo maravilloso de su trabajo y de sus actores, agradece a su equipo, anima a las personas a volver, a comentar, a invitar y a creer que aquí es posible hacerlo.

El dinero que no está en la entrada de un espectáculo está en los bares de comida chatarra en donde se gasta el doble entre gríterío y ruidos molestos.

Una ciudad “turística” que desconoce a sus artistas y sus espectáculos FRACASÓ COMO CIUDAD TURÍSTICA.

Un Estado que desconoce irresponsable y groseramente a sus artistas y sus espectáculos FRACASÓ COMO GESTIÓN CULTURAL.

Un público que se ausenta masivamente de las salas para luego reclamar que “aquí no pasa nada” es un fenómeno tan desconcertante para el cual no tengo una palabra que lo defina.

PORQUE ME DESCONCIERTA.

Emprender producciones teatrales significa darle trabajo a muchas personas. Si nadie se interesa en comprender esos espectáculos y ese trabajo de los artistas y sus auxiliares entonces hay una parte de la educación que FRACASÓ como tal.

Alguien me dijo días atrás “No te enojes con la gente” Pero, señores, sepan disculpar, no puedo evitarlo.

Alguien leyó hoy mi información sobre un espectáculo y me dijo “Ah, los seguiré por Instagram”( ¿se entiende que el teatro es presencial?)

Alguien comentó hace un tiempo”En Santa Fe lo único que podés hacer para entretenerte es ir a tomar mate a la plaza”

Pensamientos como esos no sólo me enojan: me deprimen profundamente.

Señores, dejen un rato la comida chatarra y vayan a los buenos restaurantes. Dejen de lado a Tinelli y vayan al teatro. Dejen de pagar fortunas por ver a los esperpentos televisivos que vienen de gira a ventilar sus trapos sucios con la excusa de mostrar un espectáculo y vean a los artistas de verdad que trabajan y trabajamos hasta el agotamiento y nos metemos en auténticos laberintos económicos para ofrecerles lo mejor que podemos darles.

Por favor, en una palabra, sean más inteligentes y harán de ésta, una GRAN CIUDAD.

Si no, prepárense el mate y enciendan el televisor.

#situaciones #educacionartistica #industriacultural #quienes #momentos

3 vistas