Dicen que las hadas no pueden habitar las ciudades puesto que sucumbirían  a su ajetreo; su encanto se esconde, susurrante, en el crujido de las hojas del bosque. Alonso Quijano es un filántropo,amante de la imaginería medieval y de su idea de un mundo contemplativo. Es ese mundo en donde la existencia de lo mágico es posible. Pero, alrededor de Alonso, el mundo se presenta caótico y voraz; como un súper héroe , Quijano se convierte en Quijote y sale a ese laberinto citadino a enfrentarse con aquellos que parecen atentar contra los más débiles. Allí es donde  Quijote confunde todo con castillos, nobles, gigantes y princesas mientras la vida transcurre entre esos edificios que se parecen también a un río, a un  barco…a una nave de los locos.

 

 Una mujer enigmática que se vuelve quimera, pandillas que se convierten en señores, obreros que se ven como gigantes, muñecos que se confunden con la realidad…todo entra en el mundo caballeresco de este loco querible  cuya escudería guardiana se confía a un vecino simple devenido cronista y leyenda. Déjense llevar entonces de la mano de Sancho Panza y de todos estos seres de novela hacia un mundo de felices confusiones donde, entre la locura y el ensueño, un curioso caballo nos invita a navegar aguas impredecibles…

 

 

Gustavo Palacios Pilo

  • Instagram
  • LinkedIn - Gustavo Palacios Pilo
  • Blogger - Crónicas Piscianas
  • Twitter PPilo Posts
  • Pinterest El Mundo Visual
  • Facebook Palacios Pilo Ficción